Logo Aevecar

GAS NATURAL VALE UN 45% MENOS DE LO QUE PAGÓ POR FENOSA HACE 2 AÑOS

El desplome de Gas Natural desde que se conoció el laudo del Tribunal de Arbitraje que le obliga a pagar 1.415 millones de euros por su conflicto con Sonatrach ha reducido su capitalización a apenas 9.600 millones de euros, casi la mitad de lo que pagó la empresa catalana por Unión Fenosa hace apenas dos años. La situación preocupa y mucho a los gestores y a los accionistas, que en mayo del pasado año inyectaron 3.500 millones para financiar la operación de la gallega.

Gas Natural ha caído un 18,75% desde que a mediados de agosto se conoció que el Tribunal Arbitral de París le dio la razón al grupo argelino en el conflicto sobre los precios del gas que mantenía con la compañía española desde 2007. La multinacional española, participada en un 65% por La Caixa y Repsol, va a recurrir la sentencia por considerarla injusta y desmedida, pero de momento ya ha anunciado que en el peor de los casos su beneficio se verá reducido en 450 millones de euros en 2010.

Un profit warning de casi el 40% sobre las ganancias de 2009 -1.195 millones de euros- que los analistas financierOS han adaptado de forma inmediata a sus valoraciones. Así, Goldman Sachs, un broker muy cercano a Gas Natural, ha reducido su precio objetivo desde los 17,50 hasta los 14,80 euros por acción. Otros han sido más agresivos, como Sabadell, que se lo ha recortado desde los 14 hasta los 11,90. En ese entorno se mueven las conclusiones de Barclays lo baja desde los 15 a los 11,50-, Deutsche Bank y Citi.

Desde el grupo con sede en Barcelona admiten la rotundidad de las cifras. Su valor bursátil es ahora de 9.600 millones, un 55% de lo que pagó en julio de 2008 por Unión Fenosa, 16.754 millones. Desde el 30 de julio de 2008, fecha en la que Gas Natural anunció el pago de una prima de más del 25% a ACS para adquirir el grupo con sede en La Coruña, el Ibex 35 ha perdido tan solo un 9% de su capitalización.

No obstante, fuentes del grupo presidido por Salvador Gabarró explican que en esta pérdida de valor han influido varios factores. Uno de ellos es que la compra de Fenosa se hizo en pleno pico de los mercados, semanas antes de que se derrumbaran tras conocerse en septiembre la quiebra de Lehman Brothers. En segundo lugar, por el impacto dilutivo de la ampliación de capital de mayo de 2009, que ascendió a 3.500 millones de euros. También ha tenido su efecto la venta de activos por 3.000 millones de euros, aunque la compañía achaca la caída de este año a la constante incertidumbre regulatoria en España.

Sin embargo, la volatilidad del precio del gas para los consumidores y la industria no ha hecho más que beneficiar a la compañía desde que tomó el control de Fenosa. En 2008, los hogares pagaron casi un 20% más por usar la calefacción y el agua caliente. En 2009 hubo incrementos y bajadas similares, pero este ejercicio ya se han aplicado dos aumentos. Uno en abril, del 4,1%, y otro en julio, del 8,1%. Para el último trimestre se ha aprobado un descenso del 1,2%.

El caso de Endesa

La situación de Gas Natural es similar a la de Enel, que entre 2007 y 2009 se hizo con el 92% de Endesa. Los italianos pagaron 41,30 euros por cada acción de la española, que hoy vale en bolsa menos de 20 euros. Capitaliza apenas 20.800 millones tras haber bajado más de un 18% en lo que va de año.

En Gas Natural confían en que sus recursos antes el Tribunal Federal de Suiza tengan éxito y que, finalmente, la factura sea inferior a esos 1.415 millones. La compañía ha solicitado la apertura del proceso de revisión del precio de los contratos con Sonatrach, pero fuentes próximas al caso puntualizan que las probabilidades de conseguir una reducción significativa de la sanción son mínimas.

De momento, el grupo ha anunciado que, en el caso de que no prosperara ninguna de las medidas emprendidas en relación con el citado laudo, ni las revisiones de precios, y considerando las provisiones contabilizadas al efecto y las repercusiones a determinados clientes, el resultado consolidado después de impuestos del ejercicio 2010 se verá reducido como máximo en 450 millones. El laudo también tendrá efecto en la previsión de Ebitda anual hasta 2012, que se verá recortado en 400 millones.

FUENTE COTIZALIA