Logo Aevecar

OBAMA ANUNCIA MEDIDAS MAS DURAS CONTRA LA INDUSTRIA PETROLERA

Obama anuncia medidas más duras contra la industria petrolera

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció medidas más duras contra la industria petrolera tras la catástrofe en el Golfo de México por el hundimiento de una plataforma petrolera de la empresa British Petroleum (BP).

Obama también informó que en el futuro sólo se entregarán permisos de perforación en aguas costeras profundas tras una evaluación más estricta que la hecha hasta ahora. Esta marea negra demostró cuán necesarias son las reformas, dijo el mandatario en Washington.

Obama prolongó por otros seis meses la moratoria para realizar nuevas perforaciones en el mar que había sido impuesta tras el accidente del 22 de abril.

Además fueron postergados los planes para dos exploraciones frente a la costa de Alaska, así como cancelados contratos de arrendamiento previstos en el Golfo y frente a la costa del estado de Virginia. En 33 casos se suspenderán perforaciones que actualmente se efectúan en el Golfo de México.

El presidente dijo que quiere poner fin a las relaciones cómodas y a veces corruptas entre las autoridades y la industria del petróleo.

Top Kill tapona vertido de crudo

La petrolera británico British Petroleum (BP) tuvo éxito con el intento de taponar el vertido de crudo en el golfo de México con la operación Top Kill, en la que consiguió inyectar a presión suficiente barro en una de los pozos, que luego fue taponado, asegura hoy el diario Los Angeles Times.

La información se remite al coordinador jefe del gobierno en la lucha contra el desastre, almirante Thad Allen. Sin embargo, ni las autoridades ni el grupo BP (British Petroleum) hablaron de éxito al principio de la acción.

El peor derrame de la historia de EEUU

El derrame del Golfo de México es el peor en la historia de EE.UU. y mayor que el que provocó el accidente del petrolero Exxon Valdez en Alaska en 1989, que vertió más de 40 millones de litros de crudo, según los científicos.

Marcia McNutt, directora del Servicio Geológico de EE.UU., una agencia científica del Gobierno, dijo hoy que los cálculos preliminares señalan que el pozo abierto en el Golfo de México ha escupido entre 71 y 147 millones de litros de petróleo al mar.

La agencia calcula que han manado al mar alrededor de 1,9 millones de litros diarios desde el accidente del 20 de abril en la plataforma operada por British Petroleum (BP), muy por encima de los alrededor de 800.000 litros que estima la multinacional británica.

La empresa inició ayer una operación bautizada en inglés como top kill para sellar el pozo mediante la inyección de un fluido compuesto por una mezcla de agua, arcilla y químicos, a la que se sumarán después capas de cemento.

La directora de la agencia federal de Gestión de Servicios Minerales (MMS), Elizabeth Birnbaum, se convirtió en la primera alta figura del gobierno de Barack Obama cuya cabeza rueda a causa del desastre ecológico causado por el hundimiento de una plataforma petrolera en el Golfo de México.

En el mismo día en que tenía que testificar por la marea negra ante un subcomité del Congreso, Birnbaum dio a conocer su renuncia a un cargo que ejercía desde julio del año pasado, en lo que el diario online Politico calificó como la primera reestructuración personal como resultado de la devastadora catástrofe natural.

FUENTE DIARIO EL CARABOBEÑO