Logo Aevecar

BANCOS SACYR QUIEREN QUE RIVERO DEJE LA BATALLA POR DIVIDENDO REPSOL

Los bancos de Sacyr quieren que Rivero deje la batalla por el dividendo de Repsol

Los acreedores piensan que la pugna por percibir mayor retribución proyecta imagen de debilidad sobre las cuentas de la constructora

Toque de atención para Sacyr. La banca acreedora quiere que la constructora deje de dar la batalla por el dividendo de Repsol ya que esta pugna evidencia que la deuda de Sacyr es grande y su situación financiera delicada, lo que fija el foco de atención sobre las entidades acreedoras del multimillonario préstamo sindicado que sirvió para comprar el 20% de la petrolera.

Los cinco años de plazo para la amortización de este crédito expiran en 2011 y ni las previsiones más optimistas inducen a pensar en una recuperación del mercado inmobiliario antes de esa fecha. El crédito -que asciende a unos 5.200 millones de euros- está dirigido por el Santander, Citigroup, Calyon y Caja Madrid, aunque no faltan entidades públicas como el ICO en la lista de más de 40 firmas que comparten la responsabilidad de la operación.

Cambio de estrategia

El deseo de los acreedores de frenar la batalla por el dividendo en Repsol ha llevado a la compañía que preside Luis del Rivero a cambiar su estrategia. El objetivo se centra ahora en adquirir más peso dentro del consejo de administración de la petrolera que tiene que renovar este año a cuatro de sus administradores independientes.

La pretensión de Luis del Rivero por aumentar el número de los representantes de Sacyr en el consejo de Repsol choca, no obstante, con varios obstáculos. En primer lugar hay que señalar que el paquete accionarial que ostenta Sacyr en la petrolera le otorga un derecho de representación proporcional para sentar a tres representantes en el máximo órgano de gobierno de Repsol. Exactamente los que tiene en la actualidad: el propio Luis del Rivero (vicepresidente primero), Juan Abelló y José Manuel Loureda, además del consejero independiente a propuesta de la constructora Luis Carlos Croissier.

Renovación asegurada

En segundo lugar, los cuatro consejeros independientes cuyo mandato expira a mitad de año serán previsiblemente renovados en la próxima junta de accionistas -que no será convocada antes del próximo mes de marzo según fuentes consultadas por este periódico-. La razón de dicha reelección es que ninguno ha cumplido los doce años que se establece como límite en el Código de Buen Gobierno para los consejeros independientes.

Para conseguir un asiento más en Repsol sería necesaria una votación con el beneplácito indispensable de La Caixa, tercer accionista de la petrolera con el 14% de las acciones. La caja catalana -con dos puestos en el consejo de administración- se vería obligada a decantarse por uno de los frentes, cosa «que le incomodaría porque siempre ha mantenido un perfil bajo en esta batalla y no quiere líos», según apuntan fuentes del sector.

Por este lado, la posibilidad de que Sacyr adquiera más peso en el máximo órgano ejecutivo es también reducida. Cabe señalar al respecto que en los últimos días Luis del Rivero ha mantenido contactos con Isidro Fainé, presidente de La Caixa, que no han dado mayores resultados para los intereses de Sacyr.

El próximo miércoles Repsol celebra su consejo ordinario de administración con la finalidad de aprobar el dividendo complementario, que previsiblemente será equivalente al distribuido a cuenta a finales del pasado año.

Dicho reparto a cuenta fue de 0,425 euros por acción de manera que ahora el dividendo complementario situará la retribución total para los accionistas en 0,85 euros por cada título. Esta es la cifra que manejó desde un principio el presidente de Repsol, Antonio Brufau, quien sólo subiría relativamente la cantidad a pagar como gesto de buena voluntad.

El máximo órgano de gobierno de Repsol tiene también -en su reunión del próximo miércoles -que formular las cuentas correspondientes al pasado ejercicio, toda una prueba de confianza para saber si Sacyr y sus representantes ratifican con su firma la gestión del equipo directivo que preside Antonio Brufau.

FUENTE ABC