Logo Aevecar

PETRONOR MANTENDRÁ LA PARADA PARCIAL LOS PRÓXIMOS MESES POR CRISIS

Aún no ha decidido si realizará algún ajuste laboral, pero admite que la previsión del mercado «no es favorable»

La complicada situación del mercado que obligó hace un mes a Petronor a una histórica parada de su producción -reflejada en un brusco bajón de la demanda y en una severa caída de los márgenes en el último medio año-, no ha mejorado. Y lo que es peor, no se prevé que lo haga a corto plazo.

Ante este panorama, la compañía ha decidido mantener inactivas las unidades de la denominada planta 2, lo que reduce su capacidad en un 41%, y la de desulfuración de gasóleos durante los próximos meses. Aún no ha determinado si esta dilación tendrá consecuencias o no para sus 900 empleados.

Así lo confirmaron ayer a EL CORREO fuentes de la empresa. «La situación es la misma y los márgenes no han mejorado», explicaron, para, acto seguido, advertir de que «la previsión del mercado no es nada favorable». En suma, la revisión que «día a día» hace la firma de la situación le ha llevado a concluir que el mantenimiento de la parada resulta inevitable. Salvo cambios ahora no previstos, todo apunta a que las instalaciones de Muskiz afectadas van a permanecer inactivas un largo periodo. El proyecto estrella de Petronor, la planta de coque -supone una inversión de 810 millones- no se verá comprometido.

Cuando el pasado 14 de septiembre la empresa anunció que iba a parar una de sus plantas de refino, trasladó a los sindicatos que trataría de que se prolongara el menor tiempo posible. Apuntó, como referencia, un mínimo de 30 días. Transcurrido ese periodo, la realidad le ha llevado a extender el parón a los próximos meses.

Los últimos acontecimientos ya permitían vislumbrar la decisión. Nada más adoptarse la medida, el presidente de la compañía, Josu Jon Imaz, advirtió de que Petronor afronta «la mayor crisis en sus 40 años de existencia». Agregó que la grave caída de la demanda de productos petrolíferos como los que salen de sus instalaciones hace imposible vaticinar cuánto puede durar la parada.

De hecho, todas las unidades de producción del complejo, a excepción de la que trata los materiales más pesados, arrojan resultados negativos; y según los últimos datos del sector, el consumo de gasolina ha caído un 5,2% en los últimos 12 meses, el de gasóleo un 5,8%, el de queroseno de aviación un 11,5% y el de asfaltos un 5,34%. En 2008 el beneficio de Petronor, inmerso en un segmento con sobrecapacidad de producción, ya se recortó en un 55%.

Con posterioridad a las consideraciones de Imaz llegó, a comienzos de este mes, el cierre temporal de la unidad de desulfuración de gasóleos en la que se elimina el azufre de este tipo de combustible.

En este complicado contexto, los empleados se preguntan si este conjunto de actuaciones para paliar los efectos de la recesión terminarán por afectar al empleo de la planta, en la que trabajan cerca de 900 personas y que cobija a múltiples contratas. Una cuestión para la que, a día de hoy, no hay respuesta.

Inicialmente, Petronor dejó claro que el cese parcial no iba a tener consecuencias laborales. Así, descartó a priori recortes de la plantilla fija o un expediente de regulación de empleo, pero recomendó a los operarios mecanismos alternativos para minimizar el impacto, como el adelanto de vacaciones o la creación de una bolsa de horas.

En un principio, ese compromiso se mantiene, pero si la inactividad sigue prolongándose durante mucho más tiempo puede variar el planteamiento inicial. Ya lo expuso el propio Imaz a mediados del pasado mes, cuando explicó que si la situación no mejora en medio año la refinería «tendrá que replantarse muchas cosas».

Por ejemplo, medidas de corte laboral. No obstante, también lanzó un mensaje de tranquilidad. «Aunque no tengo una bola de cristal, espero que en seis meses puedan pasar cosas mejores».

FUENTE EL CORREO DIGITAL