Logo Aevecar

LAS PETROLERAS PIDEN A ZAPATERO QUE PERMITA BUSCAR MAS CRUDO

Repsol, Cepsa, Gas Natural y varias compañías extranjeras quieren que el Gobierno facilite los trabajos de exploración de hidrocarburos, ante las reticencias de Medio Ambiente.

Las empresas petroleras quieren que el Gobierno español facilite la obtención de permisos para la búsqueda y extracción de hidrocarburos, petición que puede abrir una batalla entre los ministerios de Industria y Medio Ambiente.

Mientras Industria vería con buenos ojos un aumento de la actividad petrolera para potenciar la inversión y el empleo y reducir la factura de importación de energía, Medio Ambiente prefiere apostar por el sector renovable como motor de la economía y futuro sustituto de los combustibles contaminantes.

El pasado mes de septiembre, los miembros de la Asociación de Compañías de Investigación y Explotación de Petróleo (Aciep) mantuvieron un encuentro con representantes del Ministerio de Industria y de la Comisión Nacional de la Energía para expresar su preocupación por las dificultades que encuentran para crecer en España. El malestar de esa organización (que agrupa a empresas como Repsol YPF, Cepsa, Gas Natural, Hidrocarburos de Euskadi, Oil Gas & Skills, Leni Oil & Gas y Saxon Oil) se debe, sobre todo, a los retrasos y objeciones que encuentran sus peticiones de exploración de pozos cuando afrontan los trámites medioambientales nacionales y autonómicos.

Las solicitudes de permisos quedan atascadas durante tres años, y muchas veces sólo para que al final sean denegadas, asegura el directivo de una empresa de Aciep.

Según fuentes presentes en la reunión, los representantes de Industria y de la CNE se mostraron comprensivos con las demandas de la asociación. Pero el Ministerio de Industria se ve con poco margen de maniobra para desactivar a Medio Ambiente, que parece contar con el respaldo del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. En una reciente visita a Reino Unido, Zapatero aseguró que la época del petróleo ha pasado y hay que apostar por las renovables como eje de una nueva revolución de la economía. Para romper ese desequilibrio de fuerzas, directivos de Industria animaron en la citada reunión a las petroleras para que eleven sus quejas a otros departamentos del Gobierno y las trasladen al debate público.

Las petroleras prevén reunirse en noviembre para reforzar su estrategia de lobby.

Según datos del Ministerio de Industria, al final de 2008 había 38 solicitudes de permisos de exploración pendientes de resolución, tanto en el Gobierno central, como en las comunidades autónomas. En la misma fecha, había 54 concesiones activas.

Escepticismo geológico
Otros obstáculo que afronta el sector petrolero es el escepticismo sobre las posibilidades geológicas de la Península como cuna de bolsas significativas de hidrocarburos. Algunos expertos del sector creen que el crudo que pudiera existir en el subsuelo español es de baja calidad y requiere unos costes de extracción y una inversión en infraestructuras que no rentabilizaría el esfuerzo.

Pero las petroleras creen que las perspectivas de un elevado precio de la energía a largo plazo justifica un esfuerzo en la búsqueda de nuevos yacimientos. El sector elevó su inversión en investigación y producción en 2008, al situarla en 109 millones de euros, frente a los 22 millones del año anterior.

Según Frasier Pritchard, director de Operaciones de la empresa británica Leni Oil & Gas, si el Gobierno facilita nuevas explotaciones, sobre todo alrededor del Valle del Ebro, la producción autóctona podría llegar a cubrir el 10% del consumo español de hidrocarburos durante varios años.

Por ahora, poco hace pensar que España pueda alcanzar ese significativo volumen de producción. En julio, por ejemplo, la producción de crudo y gas autóctona sólo cubrió el 0,2% del consumo. El resto se importa, lo que supuso un coste de 40.000 millones de euros en 2008.

Los yacimientos activos actualmente en los dos extremos del Ebro (Ayoluengo en Burgos y Casablanca en Tarragona) producen alrededor de dos mil barriles diarios. En julio, Repsol YPF anunció el descubrimiento de nuevas bolsas en Tarragona, que podrían cuadruplicar la producción de crudo en España hasta los 8.000 barriles diarios, según la empresa.

FUENTE EXPANSION