Rafael Pizarro defiende la ley que prohíbe gasolineras sin empleado.

El vicepresidente y portavoz de la Agrupación de Vendedores al por menor de carburantes y combustibles de Castilla y León (Avecal), Rafael Pizarro, analiza la noticia de la vecina Extremadura. Alega que «el Gobierno no tiene competencia, después de que consumo fuera transferido a las Comunidades».

 

Aunque se muestra «respetuoso» con la ILP de Urcacyl, recuerda que «esta ley fue aprobada por el 94% de los representantes de las Cortes», por lo que ve inviable que los grupos cambien de opinión. 

A su juicio, la defensa de las gasolineras atendidas «no es ninguna broma, ni ningún capricho. Es una garantía de seguridad ante un producto tóxico, peligroso, inflamable y contaminante. No son refrescos, ni gominolas».