Logo Aevecar

Avecal denuncia que más de 10 gasolineras desatendidas incumplen varias normativas

Avecal denuncia que más de 10 gasolineras desatendidas incumplen varias normativas

Para ello, están trabajando ya en la elaboración de un escrito de protesta en el que, tal y como detalla el vicepresidente de este colectivo profesional, Rafael Pizarro, participarán los sindicatos, la patronal, alguna organización de consumidores y probablemente una asociación en defensa de los derechos de personas con discapacidad.
El malestar en Avecal viene dado porque aseguran que en las estaciones de servicio desatendidas, «en la provincia de Burgos entorno a una docena y en todo Castilla y León unas 50 o 60», la falta de personal hace que se incumplan varios derechos de los consumidores y que se provoque una competencia desleal al ser mayores las exigencias para quienes sí tienen a trabajadores contratados.
Pizarro detalla que en estos lugares no se pueden ofrecer a los clientes «las hojas de reclamaciones», que tampoco están a su disposición «las probetas» que un consumidor puede exigir para asegurarse de que no le han echado menos combustible que el que han cargado en su vehículo y que además, y en contra de lo que exige la normativa, no hay nadie que pueda comprobar que un vehículo esté parado en el momento de repostar, que tenga las luces apagadas, que no se utilice el teléfono móvil o que no se fume en el lugar.
Asegura que la normativa dice que es insuficiente que estas prohibiciones se realicen solo con carteles y avisa de los problemas de seguridad que pueden surgir si, por ejemplo, se derrama combustible. Porque en estos casos, se obliga a utilizar determinados productos y a almacenar los restos. Algo que no se puede hacer sin al menos un empleado. Eso, sin contar con los peligros que se puedan ocasionar (recuerda un incendio en Rubí en el que afortunadamente no hubo daños personales) y con la falta de control para que se pueda cargar combustible en recipientes que no están homologados.
El vicepresidente de Avecal también denuncia que se vulneran los derechos de personas con discapacidad que se encuentran con que no hay ninguna persona que les pueda atender en una estación de servicio de este tipo. Recuerda que hay que diferenciarlas de las de autoservicio ya que en esos casos hay personas, bien en el interior o en la pista, a disposición de los clientes.
El otro punto que tocó Pizarro es que estas gasolineras, tal y como están concebidas hoy en día, son un negocio que no solo no consigue dar empleo sino que «lo destruyen». Por eso, exigió a la Junta «que haga cumplir la normativa. Solo pedimos eso».