Logo Aevecar

Castilla y León intenta el regreso de los transportistas espantados por el céntimo sanitario

Castilla y León intenta el regreso de los transportistas espantados por el céntimo sanitario

Para ello, las citadas consejerías han convocado a las diez empresas de transporte de mercancías más importantes de Castilla y León, con el objetivo de explicarles las ventajas que para los transportistas tienen las medidas puestas en marcha por el Ejecutivo regional a lo largo de este año y que no han dado el resultado esperado por la Administración.
desde la Agrupación de Vendedores al por menor de Carburantes de Castilla y León (Avecal), inciden en que la demanda de gasóleo ha descendido un 30% desde septiembre de 2011, un batacazo muy superior al experimentado, de media, en las estaciones de servicio del resto de la península, que han visto cómo sus ventas de diésel han caído un 9,5% en los dos últimos años.

El portavoz de Avecal, Rafael Pizarro, ha subrayado que -lamentablemente-, las predicciones de su asociación se están cumpliendo indefectiblemente: la implantación del céntimo sanitario ha provocado una fuga del consumo a otras autonomías, lo que, lejos de mejorar la recaudación de las arcas regionales, ha propiciado una significativa caída de los ingresos.

Las cuentas no cuadran
Y es que las cuentas del Gobierno castellanoleonés son muy diferentes a las que efectúa la patronal de gasolineros de la región. Así, mientras que la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, ha afirmado recientemente que espera recaudar 100 millones de euros en 2014 gracias al céntimo sanitario, Pizarro estima que el año que viene la comunidad autónoma dejará de ingresar 200 millones si persiste la huida del consumo a otras autonomías.

Por eso, el Ejecutivo regional ha decidido extender sus avales a todos los transportistas de Castilla y León, tengan o no depósitos propios de combustible. Para ello, la Consejería de Economía y Hacienda ha suscrito una línea de crédito con el Banco Sabadell a un interés fijo del 4,75% sin comisiones y con vencimiento en octubre de 2014. El objetivo de la iniciativa es que los transportistas puedan diferir el pago del carburante (no sólo el del céntimo sanitario) dos meses, con la consiguiente mejora de su tesorería.