Logo Aevecar

Asociación de gasolineras pide cerrar dos establecimientos por sentencia

Pizarro ha advertido de que una vez anulada la modificación urbanística que el pleno del Ayuntamiento de Burgos aprobó en febrero de 2008 y que permitía estas instalaciones pese a estar a menos de 900 metros de otras gasolineras, las dos estaciones de servicios más antiguas están dispuestas a pedir una indemnización por lucro cesante.

Fuentes de la Asociación de Estaciones de Servicio de Burgos han estimado que sólo en uno de los casos la bajada de ventas por la apertura de otra gasolinera a pocos metros, en una misma gran superficie comercial, ronda el 40%, lo que puede dar lugar a una indemnización millonaria.

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León dictó una primera sentencia en la que consideraba que la modificación del Plan General de Ordenación Urbana fue correcta, pero el Tribunal Supremo ha sentenciado la anulación de la modificación urbanística porque el Ayuntamiento no contó con los informes preceptivos de la Diputación de Burgos y la Consejería de Fomento de la Junta de Castilla y León.

Rafael Pizarro ha afirmado que el Ayuntamiento tendría que cerrar inmediatamente las gasolineras que se encuentran fuera de ordenamiento.

En este sentido, ha recordado que el consistorio ya tuvo que pagar casi tres millones de euros por lucro cesante al propietario de una gasolinera que no respetaba la distancia mínima de 900 metros respecto a otra estación de servicio.

En opinión de Pizarro, "las cosas se harían de otra manera si las responsabilidades de este tipo de actuaciones fueran personales y no pagadas con dinero de todos".