Logo Aevecar

Las gasolinas están por las nubes y llenar el depósito vale 15 ¬ más

El alza del precio del combustible ahoga a las familias y a los transportistas. El consumidor opta por repostar poca cantidad y gasta entre 5 y 10 euros.
La crisis influye en el bajón del tráfico, como también lo hace, y no poco, el aumento del precio de las gasolinas. Y es que las familias de Castellón que tienen un coche están experimentando un importante sobrecoste en sus cuentas familiares hasta el punto de que llenar un depósito medio de 55 litros con gasolina 95 sin plomo cuesta como media unos 73 euros, lo que supone un desembolso de 15 euros más que hace cuatro años, cuando la misma operación suponía 58 euros.

En el caso del gasóleo, combustible que utilizan la mayoría de automóviles y camiones que circulan por Castellón, el incremento es de una proporción todavía más alta. El coste medio de llenar el depósito en Málaga, teniendo en cuenta la última subida en la que este último se equiparaba a la gasolina , es de 71 euros, según el Ministerio de Industria. Esta cifra está muy por encima de los 54 euros que se cobraba por esa misma operación hace 4 años.

Que el ciudadano va menos a repostar es algo que avalan las cifras oficiales y que también reconocen en las estaciones de servicio. El sector no levanta cabeza y lo peor es que no vemos la salida. Al contrario todos pensamos que no se ha tocado fondo y que las cosas pueden ir todavía a peor, lamenta Juan José Aymerich, secretario de la asociación provincial de estaciones de servicio.

Ni siquiera el puente de esta semana ha servido para aliviar la situación. El sábado se notó algo más de actividad, sobre todo en las estaciones del interior de la provincia, pero poca cosa. El resto de días estamos igual, explica.

DESCIENDE EL CONSUMO // Los empresarios de las estaciones de servicio se quejan de que sus ventas han caído drásticamente y un simple vistazo a las estadísticas oficiales sirve para comprobar que razón no les falta. El consumo, desde el año 2006, ha caído un 23% en el caso de la gasolina 95 y un 15% en el de gasóleo A. Las ventas están muy desanimadas y cada vez es más numerosa la gente que acude a la estación y gasta 5 ó 10 euros en repostar. Lo de llenar el depósito es minoritario, destaca Aymerich.

El alza del precio del gasóleo lo notan los particulares, pero sobre todo los transportistas. Es otro de nuestros grandes problemas. Los precios nos están ahogando hasta el punto de que a muchos les resulta casi más rentable tener el camión parado, denuncia Juan de Eugenio, presidente de los transportistas de Castellón.

Pero lejos de mejorar las cosas podrían ir a peor, a menos a corto y medio plazo. La previsión para el 2012 es de un aumento de los impuestos. Y ya van muchos en los últimos años. En el caso de los hidrocarburos se habla incluso de un incremento de hasta un 30%. De momento es un rumor, pero si se confirma esta noticia eso ya nos acabaría de hundir a todos, anuncia De Eugenio. H