Logo Aevecar

Las grandes leyendas urbanas del precio de la gasolina

Ni todas las grandes superficies comerciales son las más baratas. Ni todas las marcas tienen los mismos precios. Ni siempre se reposta más barato en el pueblo.

Los precios de la gasolina y del gasoil se están moviendo en torno a los récords históricos, justo en un momento en el que en las carreteras españolas se prevén más de diez millones de desplazamientos por los puentes de comienzos del mes de diciembre.

Las críticas están servidas. Los usuarios siempre se quejan de que las gasolinas suben en los momentos previos a una gran operación salida. Pero dentro de esta tendencia al alza, el usuario puede encontrar unos surtidores más baratos que otros. El Ministerio de Industria hace una recopilación periódica de los precios de más de 8.000 surtidores en toda España, que se puede encontrar en su página web: www.mytic.es.

Con esas estadísticas, EXPANSIÓN ha hecho un análisis de los precios de los carburantes en función de la marca, o bandera, de las gasolineras, calculando las tarifas promedio que ofrece cada enseña. En él, sólo se han incluido estaciones de servicio en la Península, ya que en las islas existe otro régimen fiscal. Un estudio somero desmonta muchos de los mitos y leyendas en torno a los carburantes. Ni todas las grandes superficies comerciales son las más baratas; ni todas las marcas tienen los mismos precios; ni siempre se reposta más barato en los pueblos, frente a las grandes ciudades.

Gasolina 95
En gasolina 95 (el carburante más habitual para los vehículos a gasolina), el precio medio hace unos días era de 1,285 euros por litro. Ha remitido la presión al alza de semanas anteriores, cuando alcanzó 1,33 euros, pero sigue por encima del anterior récord histórico, de mediados de 2008, cuando superó 1,27 euros por litro. Los establecimientos más baratos son las gasolineras ligadas a los supermercados de Eroski (1,258 euros) y Alcampo (1,266 euros).

Los supermercados E.Leclerk también han entrado en la guerra de las gasolinas, y de hecho, son en estos momentos los más baratos (1,236 euros), pero apenas suman una docena de surtidores. Por debajo de la barrera psicológica de 1,30 euros por litro en estos momentos están surtidores de Shell y Tamoil. Además, también figuran las gasolineras de Campsa, Petrocat y Petronor. Curiosamente, estas marcas están bajo la órbita de Repsol.

Sin embargo, las estaciones de servicio con bandera Repsol están por encima en precio (1,3011 euros de media), igual que el resto de grandes petroleras: BP, con 1,3049 euros; Cepsa, con 1,320 euros, y Galp, con 1,3003 euros. En contra de lo que se podría pensar, en el grupo de establecimientos con gasolina 95 por encima de 1,30 euros/litro se encuentra Carrefour. Concretamente con 1,3020 euros.

Este análisis no tiene en cuenta descuentos y promociones que puedan aplicar los distintos establecimientos. Estos descuentos y promociones son tan variados que haría imposible cualquier comparación.

Las diferencias entre la gasolinera más barata en la Península, cerca de Toledo, y la más cara, en un pueblo de la provincia de Barcelona, es de 20 céntimos por litro.

Gasoil A
En gasóleo de automoción A normal el esquema se repite. También aquí ha remitido la presión al alza de los precios. Ahora están en torno a 1,3 euros el litro, frente al récord de 2008 de 1,329 euros. Alcampo y Eroski son los más competitivos, con precios por debajo de esa barrera psicológica.

En el caso de Alcampo, el precio medio se sitúa en 1,2839 euros por litro, y en el caso de Eroski, en 1,2777 euros. E.Leclerk estaba ofreciendo el litro a 1,242 euros. Sin embargo, los establecimientos de Carrefour estaban marcando precios de 1,3199 euros de media, por encima de Cepsa (1,3161 euros), de Galp (1,3146 euros), y de Meroil (1,31 euros).

En gasóleo A, las gasolineras de BP estaban marcando cifras récord, con 1,3217 euros, aunque seguidas muy de cerca por Repsol, con 1,3206 euros. Saras, Shell, Tamoil, Campsa, Petronor y Petrocat estaban en una media del entorno de los 1,31 euros por litro.

Ni todas las grandes superficies comerciales son las más baratas. Ni todas las marcas tienen los mismos precios. Ni siempre se reposta más barato en el pueblo.
Las diferencias entre la gasolinera más barata, en un pueblo de Huesca, y la más cara, en un pueblo de Jaén, es de 15 céntimos por litro.