Logo Aevecar

Gasolina en máximos

Los contratos de gasolina para septiembre se negociaron hoy a un precio récord de 3 dólares/galón y el crudo se mantenía en torno a 70 dólares/barril, pese a la intención de EEUU de liberar fondos de la Reserva Estratégica de Petróleo (SPR).

También hoy se conocieron los últimos datos sobre reservas almacenadas en Estados Unidos, que no incluyen el efecto del huracán "Katrina" en la industria a su paso por el golfo de México y que mostraron no obstante un descenso de más un millón de barriles en reservas de petróleo.

Al cumplirse la primera hora de negociaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (NYMEX), los contratos para octubre de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) se situaban en 69,90 dólares por barril (159 litros), nueve centavos más que ayer.

El precio de este tipo de contratos se elevó hasta los 70,65 dólares, muy cerca por tanto del máximo histórico de 70,90 dólares que alcanzó durante la sesión de ayer.

Los contratos de gasolina para septiembre, que expiran hoy, se negociaban a 2,6900 dólares/galón (3,78 litros), después de cerrar la sesión anterior con un precio récord de 2,4745 dólares.

El gasóleo de calefacción para entrega en ese mismo mes se negociaba a 2,0825 dólares el galón, un nivel similar al de la sesión anterior, después de tocar hoy un máximo de 2,1010 dólares.

El impresionante alza en los precios de los combustibles refleja a las claras la preocupación en el mercado por el perjuicio que "Katrina" puede causar a las actividades de refinado y, como consecuencia, al abastecimiento de las estaciones de servicio.

El anuncio del secretario de Energía, Samuel Bodman, de que el gobierno pondrá a disposición de las refinerías fondos de la SPR, que ascienden a 700,5 millones de barriles de petróleo, no calmó la ansiedad del mercado ante la grave situación a la que se enfrentan las compañías en la región del golfo.

Algunos expertos comentaron hoy que la decisión del gobierno federal podría tener un efecto psicológico momentáneo en el mercado y frenar algo la escalada de precios.

Sin embargo, estiman que de poco serviría aumentar el volumen de materia prima a disposición de las empresas si muchas de sus refinerías no pueden procesar el crudo, por la falta de suministro de electricidad o los daños causados por el huracán.

La difusión del informe semanal del Departamento de Energía sobre el estado de las reservas parecía no tener de momento un efecto determinante en el comportamiento de la sesión, en la que predominaba una notable volatilidad.

Las existencias de petróleo descendieron 1,5 millones de barriles, pero el total de 321,4 millones es aún un 14,1 por ciento superior al nivel de hace un año.

Las reservas de gasolina descendieron en 500.000 barriles y el total almacenado, de 194,4 millones, es un 6,9 por ciento inferior al de igual periodo del año anterior.

Las reservas de productos destilados, que incluyen el gasóleo de calefacción y el diesel, aumentaron en 2,7 millones de barriles y el volumen total de 135,2 millones es un 4,7 por ciento superior al de 2004.

La demanda de gasolina y de destilados se mantuvo por encima del nivel del año anterior y alcanzó una media diaria de 9,4 millones y de cuatro millones respectivamente durante las últimas cuatro semanas.