Logo Aevecar

La gasolinera de la Ventilla contará con un surtidos de autogás

La oferta de combustibles alternativos se incrementará próximamente en Burgos con la apertura de un surtido de autogás por parte de la compañía Repsol. Estará situado en la gasolinera que esta petrolera tiene en la Ventilla (N-120, punto kilométrico 108) y comenzará a funcionar antes del verano.
De esta forma, la capital se une a otras localidades de Castilla y León donde la compañía ha habilitado este tipo de surtidores. Se trata de León, inaugurado recientemente, Valladolid (con dos puntos de abastecimiento), Salamanca y Benavente. La instalación de estos nuevos depósitos obedece, según fuentes de la empresa, a una creciente demanda de este tipo de combustible, «más limpio y económico», con la previsión de que en cinco años haya en circulación unos 40.000 coches de autogás.
En la actualidad, varios fabricantes de vehículos comercializan modelos que funcionan con autogás. No obstante, también se puede emplear en los coches de gasolina que ya están en circulación mediante una sencilla transformación en talleres homologados cuyo coste va de los 1.500 a los 2.200 euros dependiendo de la motorización del vehículo. Las mismas fuentes, precisan que estamos ante el carburante alternativo más empleado en el mundo con siete millones de usuarios.
Repsol asegura que esta tecnología permite que la combustión sea «limpia y completa», con un coste inferior al de la gasolina o el gasóleo convencional, una mayor duración del motor, un mantenimiento del vehículo más económico, los mismos rendimientos y potencias, una conducción suave, silenciosa y sin vibraciones, y un repostaje similar al que se realiza de forma habitual.
Al margen de las características técnicas, la compañía subraya que este combustible mejora la calidad del aire al reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno, las de monóxido de carbono e hidrocarburos. Y es que el autogás es una mezcla de butano y propano que se obtiene directamente de los yacimientos de gas natural.
Coches de autoescuela o vehículos de reparto, entre otros, funcionan en la actualidad con este combustible alternativo. Así, Automoba entregó en el mes de agosto de 2009 diez vehículos de autogás a la Autoescuela Stop, mientras Leche Pascual emplea camiones sostenibles al igual que la empresa Seur, en virtud de sendos convenios firmados con Repsol. Todos ellos tienen sus propios depósitos de abastecimiento.